Docentes promotores de ternura

En el artículo anterior reflexionamos sobre los efectos positivos de la lectura y la escritura en la capacidad para entender-nos. En este caso retomaremos la idea de la «palabra-kintsugi» allí esbozada, haciendo hincapié en el autoconocimiento, la empatía y el rol del docente como promotor de ternura que invita a escribir para explicarnos.

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Powered by