La Educación Física y el pensamiento reflexivo I

Desde siempre existió en el imaginario popular la idea profundamente arraigada de la Educación Física como un área de la educación donde prevalecen las actividades motrices tendientes a canalizar la desbordante energía de los niños, además de desarrollar puntualmente habilidades específicas para lograr una formación de base de futuros aprendizajes deportivos o gimnásticos.

¿De qué hablamos cuando decimos Educación Física?

Este fue el lugar que históricamente se destinó a la Educación Física dentro del sistema educativo formal, o por lo menos el que le atribuyeron las representaciones sociales. Fuera de este imaginario, algunos profesores con mayor apertura se aventuraron a albergar expectativas relacionadas con el conocimiento del cuerpo, la armonía de la motricidad, la estructuración del esquema corporal o, en el mejor de los casos, estas expectativas de logro llegaban hasta el desarrollo de la expresividad y la comunicación no verbal.
Los profesores escuchamos una y mil veces de boca de nuestros colegas, los maestros, palabras tales como «cansalos mucho, así se tranquilizan un poco» o «Educación Física debería estar por la tarde, a la mañana los chicos están más lúcidos para pensar las materias importantes», «a la tarde están cansados y con Educación Física se distraen» y esa termina siendo la representación simbólica para el área: «Poco pensamiento y mucho tiro al arco».

Reflexioná junto con el expositor en torno a la función de la Educación Física (E. F.) en la escuela y a qué idea tenemos de los niños y adolescentes y de su aprendizaje en E. F.

  • La EF del siglo XXI. «Reflexiones sobre la Educación Física actual»

 

Contenidos y fines

Todos los contenidos de la formación física de base, la iniciación deportiva, el conocimiento del cuerpo, el esquema corporal, la expresión y el movimiento sin duda pertenecen a nuestra área, pero no son en modo alguno los fines últimos que la Educación Física se propone a largo plazo. Si así fuera, la materia quedaría aislada del resto de las áreas de la educación.
Entendemos la educación como un proceso donde todos los contenidos que un sujeto va incorporando a lo largo de su vida lo van transformando en un ser humano íntegro, comprometido con su realidad y con capacidad de reflexionar acerca de las cosas que le suceden o suceden a su alrededor. Partiendo de esta idea rectora, reconocemos a los profesores de Educación Física como profesionales que tienen mucho para decir al respecto. Una resignificación de nuestras prácticas docentes, que incluya como fin último de la educación la formación de mujeres y hombres con capacidad de pensamiento reflexivo, jerarquizará nuestro desempeño pues presentaremos un rol docente crítico, activo y transformador.

Accedé a un breve video muy claro.

  • Lifeder Educación. «¿Qué es la EDUCACIÓN FÍSICA? Historia, actividades, importancia, deporte, salud»

 

 

La exploración como estrategia

La exploración es una fase temprana de aproximación a un determinado contenido; no existen consignas puntuales destinadas a dirigir la actividad y, si existen, son abiertas, dejan libertad a los niños para descubrir y elaborar actividades por sí mismos. Cuando los chicos exploran toman conciencia del resultado de lo que hicieron, observan y se dan cuenta de lo que pasa con los objetos, con el propio cuerpo y con los otros a través de sus acciones.

 

Las situaciones problemáticas

Un problema nos ubica frente a un desafío a resolver y en este desafío entran en funcionamiento interactivo todos los procesos cognitivos. Se recurre a los saberes previos, a la exploración, la deducción, la observación y comparación de distintas acciones. El niño, ante una situación problemática, prueba, observa, registra y vuelve a intentar hasta encontrar la solución. Este proceso tiene como característica fundamental la puesta en marcha de la inteligencia cognitiva-motriz y perceptiva en forma integral, con resultados riquísimos para el proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

«Una actividad deja de ser interesante cuando no presenta ningún problema a ser resuelto, ninguna posibilidad de placer funcional en su repetición y ninguna motivación ligada a la interacción social» (D. C. de Brasi).

 

La situación problemática
[El problema presentado es el obstáculo que los alumnos tienen que superar.]

Debe tener en cuenta

  • La edad de los niños.
  • El nivel de comprensión.
  • Los saberes previos.

Tiene que…

  • proponer a los niños un pasaje a formas de resolución más complejas.
  • integrar ese contenido en un aprendizaje nuevo.
Debe haber sido

  • Preparada por el docente.
  • Pensada con anticipación.
  • Diseñada para enseñar algunos contenidos en particular.

Tiene que…

  • explicar claramente en la consigna de presentación las características del problema y no su forma de resolución.
  • estar claro el objetivo.
  • si el objetivo es claro, actuar luego como guía de evaluación.
  • admitir diferentes formas de resolución, múltiples soluciones.
  • dar lugar a la búsqueda de soluciones sin cerrarlas anticipadamente a una sola respuesta posible.
  • ser un desafío: poner en juego «algo nuevo» todavía no probado.
Implica

Dos niveles de aprendizaje.

  • Que se puede resolver prácticamente.
  • Que se puede verbalizar, intercambiar con otros sobre cómo se resuelve.
  • Que la conciencia de lo aprendido facilita la selección.
  • Que puede comenzar por una u otra, pero al final se integran.

 

 

El juego

Si hay un momento en la clase de Educación Física para proponer la reflexión como instancia de crecimiento y maduración, este es el juego, pues desde el comienzo el juego tiene una lógica que debe ser comprendida y elaborada por los chicos para que resulte, es decir, para que el juego funcione.
En el momento de presentarlo es conveniente dar una explicación breve del objetivo y pocas reglas, e iniciarlo inmediatamente. A medida que van surgiendo las sucesivas situaciones a resolver se interrumpirá y se solicitará a los chicos una opinión acerca de qué sucede y cómo lo podemos resolver. Es entonces cuando, con ellos, se pueden elaborar las reglas, modificarlas, agregar o retirar otras.

 

ESQUEMA DE DESARROLLO DE UNA SESIÓN DE JUEGO
El maestro Pone en marcha una situación de partida. Observa Reflexiona Propone

Modificaciones.

Pone en marcha la segunda situación. Observa
Los niños Juegan Juegan

 

Sobre la puesta en marcha: ¿Cómo?

  • Dar el mínimo de consignas y hacer que los niños jueguen lo más rápido posible.

 

Sobre el desarrollo

  • Cuanto más liberado está el profesor en la conducción del juego, estará más disponible para la observación.
  • Facilita el acceso a la regla, deja tiempo para que los alumnos se den cuenta de los problemas, busquen soluciones y las prueben. No da demasiado pronto todas las reglas.
  • El tiempo de juego ha de ser mayor que el tiempo de reflexión.
  • Evita los juegos con eliminación: el niño permanece demasiado tiempo sin actividad. Los eliminados en primer lugar son aquellos para los que el juego sería más provechoso.

 

Sobre la intervención: ¿Se debe intervenir?

, discretamente, tan poco como sea posible para:

  • Guiar las elecciones de las situaciones.
  • Atender a la composición de los grupos (desde el punto de vista físico como desde las relaciones entre los niños).
  • Distribuir las tareas.
  • Para favorecer la expresión de todos, sobre todo los débiles y tímidos.

Nunca, para dar una solución prematura ni cuando la organización ha sido realizada por los niños.

Siempre, relacionando a los niños con la elección de nuevas propuestas.

 

¿Cómo intervenir?

  • Gritar no sirve para nada, el niño no escucha ¡juega!
  • La intervención puede hacerse cuando se detiene el juego por fatiga o disminución de interés.
  • El profesor favorece la expresión espontánea verbal.

 

 


 Releé artículos sobre la importancia del juego ya publicados en Conexión Docente.

 

En Educación Física hay que pensar

Esta misma capacidad de reflexión es la que se utiliza en el trabajo de contenidos actitudinales, ética, valores, etc.: conversamos con los chicos, requerimos su opinión y propiciamos el diálogo, como la manera de resolver conflictos o diferencias.
La educación transforma a la sociedad y la Educación Física, como disciplina de singular importancia en el sistema, enarbola las banderas de la reflexión, el pensamiento crítico y el diálogo franco entre personas. El contenido transversal de la educación es el pensamiento reflexivo y la Educación Física tiene un objetivo o fin que la trasciende: formar seres humanos pensantes, críticos y observadores profundos de la realidad.

 

 

Bibliografía

  • (2005). «Aportes para la construcción curricular del área de Educación Física». Documento de la Revista de Educación y Cultura. La Plata: Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires.
    ASENSTEIN, PERCZYK. (2000). Repensando la Educación Física escolar. La enseñanza de los juegos deportivos colectivos. Buenos Aires: Novedades Educativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Silvia Graciela Carioni Silvia Gabriela Vázquez Informática Estela Seisdedos Cecilia Cambiaso Mercedes Pugliese Licia Halfon Flavia Guibourg Ciencias Naturales Alicia Migliano Daniel Arellano Sarmiento Noelia Froschauer Silvia Cardozo Anabella Pinski Ariela Grünfeld Mónica Torneiro Nora Bender Guadalupe Gómez Vanesa Hermida Carolina Bonfranceschi Educación ambiental Liliana Beatriz Belinco Monica Garcia Barthe Educación Digital y Robótica Marta Cristina Farías Nivel inicial Viviana Margadant Graciela Simari Matematica Silvia Vilches Eugenia Azurmendi Ciencias Sociales Formar lectores Margarita Mainé Calendario escolar Laura Pitluk Práctica docente Silvana Thouyaret Paula Darwich Educación artística María Luján Torralba Esteban Martín Bargas Lucía Finocchietto Prácticas del Lenguaje Ruth Chackiel