Experiencia de taller literario: la producción de textos

El taller es el espacio genuino del aprendizaje porque posibilita que el niño interactúe con sus pares y, juntos, tengan la vivencia del conocimiento. El participante del taller se incentiva para aprender, en tanto y en cuanto las estrategias que implemente el coordinador funcionen para el logro de los objetivos.

Lilia Lardone y María Teresa Andruetto nos acercan el concepto de taller literario: «La palabra taller mantiene vivo lo artesanal, la idea de que es posible trabajar el lenguaje como si fuera una arcilla. A la vez, como se trata de escribir con palabras de las que cada uno se ha apropiado de distinta manera, palabras de las que el cuerpo puede hacerse eco, la experiencia de escribir es la celebración de la variedad de la vida y de lo inagotable de su significado»1.

Antes de iniciar el taller algunas sugerencias

  • Generar un ambiente cálido en el que los niños se muevan con libertad frente a los estímulos auditivos y visuales, el clima de confianza es esencial para que puedan abordar con libertad y disfrute la experiencia creativa.
  • Incentivar en el diálogo el aporte de anécdotas por partes de los chicos para facilitar  la exposición de sus historias de vida en el espacio simbólico del taller. Sugerir e incentivar la participación y la escucha de todos/as.
  • Los niños se organizarán en parejas o en grupos de tres y se los orientará para que alcancen un nivel básico de autogestión.
  • El acercamiento del/la docente a cada grupo también recomendará la elaboración de dos borradores como mínimo antes del afiche definitivo y se los orientará en la autocorrección de los mismos.

 

Escribimos sobre la lluvia

Esta propuesta se puede realizar tanto en el aula como en la biblioteca escolar. Será necesario contar con un dispositivo que permita la escucha de música, los textos disparadores de la actividad que se presentan en la ficha, fotos, objetos pequeños, textos breves relacionados con la naturaleza y los animales vinculadas a la lluvia, y las imágenes para la elaboración del producto final.

 

Propósitos

  • Construir un grupo de trabajo creativo.
  • Facilitar la elección de las herramientas de lectura (textos, imágenes).
  • Aplicar algunas estrategias de escritura (seleccionar versos, registrarlos, asociarlos en red).
  • Escuchar en sus aportes individuales y grupales.

 

Desarrollo

Invitamos a los niños y las niñas a guardar silencio para escuchar la música que es Jardines bajo la lluvia; de Claude Debussy, en forma simultánea, se hace sonar un palo de lluvia2 para recrear el sonido de la lluvia. Los niños toman asiento expectantes.
Cuando el palo de lluvia deja de sonar comienza la actividad de taller.

El/la docente, que oficia como coordinador/a, entabla una charla con los niños con la finalidad de recuperar lo que vivieron hace un momento: el sentido de la pieza de Debussy y el sonido del palo de lluvia, para vincular esos momentos con las actividades siguientes referidas al mundo posible de la lluvia: ¿cómo se sintieron?, ¿qué representó para ellos el sonido de la lluvia, de la música?, ¿cómo expresarían esos momentos?, ¿qué significado le atribuyen a la lluvia en la vida de cada uno?

 

Compartimos algunas respuestas
A continuación trascribimos las respuestas de algunos niños de 3ero que realizaron este taller en una escuela primaria de la provincia de Río Negro.

  • «Creía que estaba en el campo, una vez fui yo y la lluvia es distinta, es más linda, se moja la tierra» (Pablo, 8 años).
  • «Esa música es suave y esa lluvia no es como la de la calle porque me imagino cosas lindas, la de la calle me da bronca» (Cristina, 9 años).
  • «Una vez mi mama me dijo -Escucha la lluvia-. No le di bolilla, ahora sí, me hace cosa adentro, no sé cómo decirlo» (Guido, 9 años).

A continuación invitamos a los niños a que recorran y observen los objetos que están sobre la mesa (fotos, objetos pequeños, textos breves relacionados con la naturaleza y los animales). Los chicos toman una pieza del conjunto ofrecido, explican a sus compañeros por qué la eligieron, por qué les gustó, qué les llamó la atención. Si alguno de los chicos no desea participar, la coordinadora le pregunta su nombre y lo presenta al grupo.

Luego de mirar y escuchar los videos sugeridos.

Accedé tres canciones acerca de la lluvia

  • Quodlibet de la lluvia
  • Finita la lluvia
  • La luna está tapada

 

Después de la escucha vuelven a sentarse en círculo y dialogan con la coordinadora sobre lo que han escuchado, observado y evocado: las sensaciones, los recuerdos, las imágenes que muestran un panorama de la ciudad «llovida», una niña bajo el paraguas, un patio todo mojado, niños que miran la lluvia desde la ventana de su casa, autos que transitan por una calle empapada, niños que duermen y escuchan cómo llueve afuera, árboles y plantas mojadas por la lluvia, etc. Seguidamente se los invita a que busquen un compañero o compañera con quien van a trabajar los textos sugeridos en la Ficha 1 de acuerdo con las consignas de trabajo que se encuentran en la Ficha 2 Caja de herramientas. Finalmente abordarán la confección del afiche que se propone en la Ficha 3.

 

 

Puesta en común y cierre

Los niños vuelven a formar el círculo, presentan sus trabajos a los compañeros y socializan las respuestas de evaluación de la jornada ¿Escribimos sobre la lluvia?
Para orientar la evaluación el/la docente puede formular algunas preguntas como estas ¿Cómo te sentiste?, ¿Qué parte del taller te agradó más y por qué? ¿Tuviste alguna dificultad? ¿Cómo la superaste?
Las preguntas se presentan en la Ficha 4 para que el docente opte si lo prefiere por una evaluación anónima.

 

 


Descargá, en formato imprimible, actividades para trabajar con tus estudiantes la experiencia de taller literario propuesta en este artículo.

 

Notas

  1. LARDONE Lilia y ANDRUETTO María Teresa. La construcción del taller de escritura en la escuela, la biblioteca, el club. Homo Sapiens, Rosario, 2003.
  2. Instrumento musical originario de Latinoamérica, se usaba para atraer la lluvia. Tradicionalmente, se construía con el tronco vacío de un cactus secado al sol hasta que se secaba y se rellanaba de semillas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noelia Froschauer Estela Seisdedos Educación ambiental Práctica docente Ariela Grünfeld Daniel Arellano Sarmiento Carolina Bonfranceschi Guadalupe Gómez Alicia Migliano Matematica Mercedes Pugliese Silvia Cardozo Licia Halfon Nivel inicial Viviana Margadant Calendario escolar Mónica Torneiro Marta Cristina Farías Ruth Chackiel María Luján Torralba Ciencias Sociales Silvia Gabriela Vázquez Educación artística Lucía Finocchietto Informática Vanesa Hermida Esteban Martín Bargas Silvia Vilches Eugenia Azurmendi Ciencias Naturales Cecilia Cambiaso Flavia Guibourg Laura Pitluk Formar lectores Prácticas del Lenguaje Anabella Pinski Educación física Nora Bender Silvana Thouyaret Liliana Beatriz Belinco Educación Digital y Robótica Graciela Simari Monica Garcia Barthe Paula Darwich Silvia Graciela Carioni